Chernobil

Esta catástrofe no es sino, la suma de todos nuestros miedos y dudas sobre todo lo que se refiere a lo nuclear.

Chernóbil, sinónimo de Apocalipsis, una explosión en el reactor Nr. 4 de la planta nuclear ha rozado una tragedia a nivel mundial, evitada gracias a hombres a los que se les ha llamado héroes y para su desgracia dejados al olvido, hombres que dieron su vida para salvar millones de otras.

El terrorífico escenario que se cernía en aquellos momentos en la central era indescriptible. La radiación alcanzaba la cifra de 50.000.000 de veces la dosis soportada por el ser humano, los hombres que trabajaban sin cesar para cubrir el reactor no podían estar expuestos más de 3 minutos, tenían que turnarse para poder realizar los trabajos, sus vidas estaban marcadas por un final trágico e inevitable.

Entre 500 y 700 mil hombres se necesitaron para las duras tareas, hoy día mas de la mitad están muertos y los que quedan sufren aun hoy las secuelas de la tragedia.

El reactor sigue sepultado como un volcán pero muy activo, lo que quiere decir que la cuidad de Prìpiat quedara desierta casi para la eternidad, seguirá siendo una ciudad fantasma para las generaciones futuras. Se sabe que algunos ciudadanos han vuelto a sus casas pese a las advertencias, pero en general la cuidad Prìpiat está habitada por animales salvajes, como lobos, jabalíes, etc. La explosión del reactor ha liberado sustancias como el Estroncio, plutonio, cesio 137, yodo 131. Sustancias altamente peligrosas para el ser humano. Se estima que el plutonio tardara 24.000 años en desaparecer.

La radiación, el mal de nuestro tiempo, aunque hoy seguimos ese camino de incredulidad hacia lo desconocido, algo que nos proporciona energía pero que no somos capaces de controlar, a pesar de que los ingenieros nucleares afirman que todo está bajo control. Chernóbil y más tarde Fukushima se mostraran una viva prueba de que no es así, el accidente de Fukushima el 11 de marzo del 2011 a las 14:46, otro error humano que ha costado la evacuación de miles de personas hacia zonas más alejadas de la central, quedando así un zona próxima a la central que no será habitada en muchos años, en resumidas cuentas esto quiere decir que la historia se repite y seguimos sin aprender.

Estas catástrofes serán una huella en los anales de la estupidez humana. La famosa frase de que, el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, tiene tanto sentido como que, existimos. Quien somos nosotros para querer controlar algo que escapa a nuestra comprensión y conocimiento.

Todo empieza el 26 de abril de 1986 a la 1:23:58 de la mañana cuando un simulacro de seguridad en la planta nuclear de Chernóbil no se desenvuelve como se esperaba, una vez hechos los preparativos comienza el simulacro de seguridad, a la 1:23 un operador apaga las turbinas, como estaba planeado. Lo que no sospechaban es que el reactor se estaba calentando de forma critica, momentos después mirando los indicadores se dan cuenta de la temperatura de la cabeza del reactor, empiezan a sonar las alarmas e indicadores. El operador del reactor toma la decisión de apagarlo, pero sin éxito, el reactor se sigue calentando, superando 100 veces el valor nominal, a este punto el reactor empieza a fundir a causa del calor y a la 1:23:58 el reactor explota, levantando una tapadera de 2000 toneladas y liberando 8000 toneladas de material radiactivo altamente peligroso. La catástrofe esta en marcha. La población, aunque si ha oído la explosión no saben lo que pasa, solamente ha visto una luz muy brillante.

Los habitantes sin saberlo y dado que las autoridades no querían alarmar a la población, estuvieron expuestos a la radiación un día y medio, ante la situación que se presentaba mal las autoridades empezaron la evacuación, cientos de autobuses y camiones se llevaban a la gente, y éstos aterrorizados salían de sus casas a toda prisa como si algún enemigo invisible les persiguiera dejando todas sus pertenencias; y es que la realidad supera la ficción.

Unas 130.000 personas fueron evacuadas y mas de 30 Km cercanos a la central quedaran inhabitables durante los próximos 24.000 años. La ciudad esta siendo sepultada por la vegetación, nuestra madre naturaleza esta recuperando el terreno que una vez le quitamos.

A día de hoy todavía miramos atrás esa terrible escena con horror, y nos preguntamos si sera la ultima vez, o si por el contrario algún día volverá a suceder en alguna otra parte del mundo.

English version

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s